O Cancedo es una propiedad gestionada por Faisca Turismo Consulting; empresa de la que somos propietarios Stephen Fallows y Chao Quintana.
Stephen Fallows
Stephen Fallows

Nací en 1956 en Malaca en Malasia: una colonia británica en ese momento. Mi padre, de nacionalidad británica, trabajaba para la Dunlop, como químico investigador. En ese tiempo viajamos a Inglaterra en barco tres veces: algo que instaló en mí el amor por los viajes.

Fui a la escuela y a la universidad en Inglaterra, pero luego pasé algunos años viajando y trabajando por toda Europa. Finalmente me fui a Nueva Zelanda en 1980. Me gustó tanto el país que me hice ciudadano Neozelandés.

En 1984 decidí viajar de nuevo y recorrí en autostop el desierto del Sahara,  África Occidental y atravesé la india de costa a costa en bicicleta. Cuando regresé a Nueva Zelanda creé Integrity Tours; una empresa especializada en viajes a la India, país en el que pasé los siguientes 6 años  guiando y diseñando viajes.

Me mudé a Melbourne, Australia en 1998 para unirme a Intrepid Travel, una de las empresas más importantes del mundo en viajes de aventura. Con el tiempo llegué a ser su director de operaciones globales a cargo de los viajes en todo el mundo. Fue mientras estaba trabajando para Intrepid, diseñando un viaje de Cairo a Estambul, cuando conocí a Chao, en un  tren nocturno de Pamukkale a Estambul, un evento que cambió mi vida y me llevó a donde estoy hoy.

Antes de venir a Galicia pasé un  año entre Quito y Lima, poniendo en marcha los programas de América del Sur de Intrepid Travel, después de eso me vine a vivir a Galicia a iniciar aquí una nueva vida y mi propia empresa; Faisca Turismo Consulting.

Para mí en los viajes uno puede ver monumentos y  paisajes, pero lo más importante es  la gente que conoces, sus vidas, sus tradiciones y costumbres, su música y por supuesto su comida, esos son los recuerdos que permanecerán conmigo para siempre.

Chao Quintana
Chao Quintana

En realidad me llamo Rosario pero no supe que este era mi nombre hasta que me enviaron al colegio. Nací en 1960 en Ourense, pero eso solo fue una casualidad porque en realidad debería de haber nacido en casa de mi abuela, en Allariz. Entonces mi familia no vivía en Allariz si no en Vigo. Ese binomio Allariz-Vigo ha estado siempre presente en mi vida.

En Santiago de Compostela fui de la última generación que tuvo la suerte de estudiar en Fonseca, si, si la de triste y sola. Al terminar la universidad pasé 7 años en Madrid. Volví a Galicia en el año 92 para trabajaba en Vilar de Santos como agente de desarrollo rural. Puede parecer una contradicción, pero este pequeño pueblo fue mi verdadera puerta al mundo, porque gracias a el pude participar en distintos proyectos europeos que me dieron la oportunidad de viajar por toda Europa y de hacer muchos amigos.

En 2006 decidí crear mi propia empresa de Consultoría para el desarrollo. Además de nuestro trabajo habitual en concellos de Galicia, realizamos distientos proyectos de cooperación internacional en África, sobre todo en Namibia y Mozambique.

Ya conocía Europa, América y África, el siguiente desafío era Asia, así que decidí empezar por Turquía. No podía imaginar, que en un tren nocturno camino de Estambul, iba a encontrar a Stephen, un experto en Asia, con el que luego recorrería gran parte de este continente y con el que finalmente me casaría.

En la actualidad, junto a otros compañeros, hemos creado el grupo Ágora, especializado en la mejora de mercados y plazas de abasto. Son lugares que me apasionan y que visito siempre cuando viajo, entre otras cosas porque, además de gustarme la comida, estoy completamente convencida de que un territorio perdería su identidad si perdiese sus productos locales.